domingo, noviembre 16, 2014

¿Pero qué carajo es un influencer? ¿O nos están tomando el pelo?


Ayer estuve ojeando Twitter en busca de info novedosa, (sinceramente, casi una utopía), y me topé con los tuits del EBE14, concretamente de la mesa redonda en la que se hablaba sobre influencers.

Los tuits reflejaban el descontento de los asistentes a esa mesa, por lo visto, no aportaban nada nuevo. No sé, no estaba allí y no puedo opinar, aunque valoro mucho profesionalmente a Dolores Vela, y me cuesta creer que no aportase valor. 

Más allá de esta mesa, tengo la sensación de que no se innova en la información que se brinda, llevamos más de 4 años escuchando cosas muy parecidas, se aporta muy poco conocimiento nuevo y de poco valor. Esa es mi opinión y parto de lo que yo conozco y leo a diario.

Volviendo al mundo de los influencers, que es una materia que me interesa porque he de lidiar con ellos casi a diario, ¿qué definición hacer? Los verdaderos influencers tienen una seguridad en aquello que hacen que no tienen el resto de las personas. Tienen una manera diferente de expresarse y de pensar. Crean, inventan, y son capaces de reconocer cuáles serán las próximas tendencias. 

En sus cabezas hay ideas que no están en las cabezas de la gente corriente, pero son capaces de introducirlas en la sociedad. Son personas a las que se les escucha, personas en las que se confía, y su opinión hace reaccionar a los demás. 

¿Cómo puedo encontrar a los verdaderos influencers? No los encuentras, ellos te encuentran a ti a través de otro tipo de perfil muy interesante y necesario: los innovadores. Y cómo contactamos con los innovadores? Pues lo voy a explicar con una de las empresas con las que trabajé integrada en un equipo multidisciplinar, en el que yo diseñaba la estrategia de comunicación online. La empresa es Gallina Blanca, y el producto, que no puedo desvelar, era un producto de cocina muy rápida diseñada para jóvenes hiperconectados y urbanitas. ¿Qué paso fue el primero? Pasarlo por el "filtro" de los innovadores, que son esas personas que saben muchísimo sobre una materia, pero no necesariamente influyen con su opinión a los demás. Son cruciales en el momento de perfeccionar tu producto, pues lo miran con lupa y te dan las claves para perfeccionarlo. En este caso, fue la Fundación Alicia, e hizo un magnífico trabajo de ensayo error. Alrededor de la Fundación Alicia se mueven una serie de personajes que están ávidos de nuevos productos para probarlos y darlos a conocer a su comunidad, y estos son los influencers. Por eso es tan importante trabajar de manera conjunta con los innovadores. 

Pero claro, no es todo tan fácil, y estos personajes tienen una serie de requisitos. El fundamental es que quieren la verdad absoluta acerca del producto, sin trucos de ningún tipo. Hay que presentarles las cosas como son. Otro requisito, es que cuando tengan algún tipo de problema con el producto, quieren tener acceso directo con las personas que tengan los conocimientos necesarios para que le den las respuestas adecuadas. También quieren ser los primeros en probar el producto, y como segundos en la cadena de perfeccionamiento del producto (los primeros son los innovadores), se puede obtener un extraordinario feedback en el ciclo del diseño y en el proceso de construcción. Y también, quieren que los productos sean baratos, pues el precio forma parte del atractivo del mensaje, y tiene su lógica.

Como ven, para poder llegar a influencers de calidad y que nos sirvan para nuestro producto, debemos de tener cerca a los innovadores. Y también, hemos de tener en cuenta que los influencers no sólo participan en el proceso de extender un mensaje, sino que también forman parte del proceso de feedback y mejora del producto, y también es el mejor mecanismo para asegurarnos que estamos tratando con los influencers más apropiados para nuestro producto. 

En base a esto que acabo de contar, podemos observar lo mal hechas que están muchas estrategias de influencers en las que escogen a personas por tener muchos seguidores independientemente del sector al que pertenezca, la calidad de sus mensajes y el poder de influencia en su comunidad. En otro post hablé de la brillante estrategia de Reebok con influencers, y explican su proceso de elección, e incluso, cómo se equivocaron al inicio.

¿Se imaginan el éxito rotundo que podría tener el anuncio de Estrella Damm si lo confeccionaran conjuntamente con influencers de calidad? Esta marca cada año se aleja de su target con anuncios que cada vez gozan de menos credibilidad. Nos veríamos todos identificados,  y obtendría unos resultados óptimos de viralidad, engagement y reputación.