martes, enero 13, 2015

Consultoría cualificada de comunicación online a PYME's, emprendedores y empresas sin recursos



Hace unos meses me planteé la idea de intentar ayudar a empresas y emprendedores que necesitaban de una mano profesional en el campo del Social Media, y comunicación online en general. Veía las noticias y me ponía mala ver cómo los que menos tenían son los más castigados.

Así que me propuse hacer un plan estratégico de ayuda a empresas, profesionales, y emprendedores que no tienen recursos para pagar a un profesional que les guíe, y ayudarles en su estrategia en redes sociales, diseñando una estrategia completamente adaptada a su negocio y orientada a la comunicación y a la venta.

Hay otro factor muy importante aquí: el intrusismo profesional. Muchas empresas han caído en la trampa de contratar con mucho esfuerzo al vendemotos de turno que no tiene ni idea de comunicación, ni de Social Media y les ha confeccionado un plan que no sirve para nada y han gastado dinero.

¿Cómo me presento ante las empresas?

 Mi nombre es Manuela Battaglini, soy canaria de padre italiano. Soy de formación abogada fiscalista y urbanista, pero mi verdadera vocación es la comunicación, y es a lo que me dedico actualmente.
Concretamente, a la comunicación online.

Vivo en Barcelona, soy consultora de comunicación online, y siempre he hecho consultoría a la empresa grande, a la multinacional, como han sido Volkswagen España, Procter & Gamble, Laboratorios Ferrer, Actimel, y he trabajado en diferentes células de innovación, con Gallina Blanca, y con empresas dedicadas a la innovación de producto creando e investigando.

Aparte de todo esto, actualmente soy la presidenta de Aerco-PSM, la Asociación Española
de profesionales del Social Media, y esto me ha dado la oportunidad de dar ponencias en múltiples sitios, aparecer en medios de comunicación tanto en España como en
Latinoamérica, y doy clases de comunicación online en diferentes universidades.

¿Por qué te he contado todo esto? Pues porque el mundo de la comunicación online y del Social Media está lleno de caraduras y de vendehumos, que después de haberse leído un par de blogs o recibir un par de clases creen tener la capacidad de enseñar algo, o lo que es peor, la intención de engañar a quién ignora. Al menos, con estas referencias puedes comprobar que llevo una trayectoria profesional que me avala, y que lo que te voy a contar está fundamentado en una experiencia contrastada.
Más adelante pondré más datos sobre mi trabajo, y la intención es ser transparente contigo.

Estos son mis perfiles en algunas redes sociales por si quieres echarles un vistazo:
es.linkedin.com/in/manuelabattaglini/
https://twitter.com/manuelabat
https://www.facebook.com/manuela.battaglini1
http://www.pinterest.com/manuelabat/
http://es.slideshare.net/mbattaglini

¿Y por qué ha llegado esto a tus manos? Pues porque probablemente alguien te habrá dicho que lo que estoy ofreciendo te puede interesar.
Como te he dicho, me he dedicado siempre a la gran empresa durante estos años, pero una serie de acontecimientos me llevaron a hacer ciertas reflexiones que me han llevado a montar este proyecto que tantas alegrías me está dando: Estamos en un país que está inmerso en una brutal crisis económica, los más castigados son los autónomos, freelance, y las PYME’s, precisamente el motor económico, y nadie hace nada por ellos, más bien todo lo contrario, y a los buenos proveedores este nicho no les interesa porque “no tienen dinero”.

Pues yo me he liado la manta a la cabeza y he montado este proyecto de “Speed consulting”, o consultoría rápida muy cualificada, dirigida a PYME’s, emprendedores y autónomos para ayudarles a diseñar una estrategia de comunicación online de su negocio dirigida a tener una buena presencia en internet, saber captar clientes y vender más y mejor.

Inversión: 2 horas de consultoría, 70€. 

Siendo más concretos, y para que sepas mejor de qué va el Speed Consulting:
- Me reuniría contigo en tu lugar de trabajo para poder palpar mejor tu negocio. Si
esto se hace complicado para alguno de los dos, ya veríamos una solución
intermedia.
- Analizaría tu negocio, desde tu web, pasando por tu presencia en redes sociales, y
tu estrategia.
- Veríamos tus objetivos prioritarios, y después del análisis, diseñaré junto contigo,
una estrategia adaptada a tu negocio, viendo en qué plataformas debes estar
presente, con qué tipo de estrategia, y cómo conseguir tus objetivos.

¿Tienes algún tipo de duda? Escríbeme a manuelabattaglini@gmail.com

Tengo una agenda muy apretada, un proyecto que va marchando y funciona, clases, ponencias. y muy poco tiempo libre, pero no quiero dejar pasar la oportunidad de ayudar a quiénes lo necesitan en un momento dado. A mi me han ayudado muchísimas personas a lo largo de mi vida, pues ahora siento que es mi turno. 

Ya llevo más de 25 empresas en varios meses, desde joyeros artesanales, pasando por dueños de agencia pequeñita de viajes de aventura, oficina de barrio de seguros, tienda de regalos, coaching, vinoteca, web de agenda cultural y ocio local... Mi satisfacción es que todos se han quedado más que satisfechos, y se les ha abierto un mundo que desconocían por completo.

¿Crees que puedo ayudarte? Recuerda, has de ser empresa con pocos recursos y que realmente necesites que me siente contigo para analizar tu presencia en internet. Si es así, escríbeme a manuelabattaglini@gmail.com 

domingo, noviembre 16, 2014

¿Pero qué carajo es un influencer? ¿O nos están tomando el pelo?


Ayer estuve ojeando Twitter en busca de info novedosa, (sinceramente, casi una utopía), y me topé con los tuits del EBE14, concretamente de la mesa redonda en la que se hablaba sobre influencers.

Los tuits reflejaban el descontento de los asistentes a esa mesa, por lo visto, no aportaban nada nuevo. No sé, no estaba allí y no puedo opinar, aunque valoro mucho profesionalmente a Dolores Vela, y me cuesta creer que no aportase valor. 

Más allá de esta mesa, tengo la sensación de que no se innova en la información que se brinda, llevamos más de 4 años escuchando cosas muy parecidas, se aporta muy poco conocimiento nuevo y de poco valor. Esa es mi opinión y parto de lo que yo conozco y leo a diario.

Volviendo al mundo de los influencers, que es una materia que me interesa porque he de lidiar con ellos casi a diario, ¿qué definición hacer? Los verdaderos influencers tienen una seguridad en aquello que hacen que no tienen el resto de las personas. Tienen una manera diferente de expresarse y de pensar. Crean, inventan, y son capaces de reconocer cuáles serán las próximas tendencias. 

En sus cabezas hay ideas que no están en las cabezas de la gente corriente, pero son capaces de introducirlas en la sociedad. Son personas a las que se les escucha, personas en las que se confía, y su opinión hace reaccionar a los demás. 

¿Cómo puedo encontrar a los verdaderos influencers? No los encuentras, ellos te encuentran a ti a través de otro tipo de perfil muy interesante y necesario: los innovadores. Y cómo contactamos con los innovadores? Pues lo voy a explicar con una de las empresas con las que trabajé integrada en un equipo multidisciplinar, en el que yo diseñaba la estrategia de comunicación online. La empresa es Gallina Blanca, y el producto, que no puedo desvelar, era un producto de cocina muy rápida diseñada para jóvenes hiperconectados y urbanitas. ¿Qué paso fue el primero? Pasarlo por el "filtro" de los innovadores, que son esas personas que saben muchísimo sobre una materia, pero no necesariamente influyen con su opinión a los demás. Son cruciales en el momento de perfeccionar tu producto, pues lo miran con lupa y te dan las claves para perfeccionarlo. En este caso, fue la Fundación Alicia, e hizo un magnífico trabajo de ensayo error. Alrededor de la Fundación Alicia se mueven una serie de personajes que están ávidos de nuevos productos para probarlos y darlos a conocer a su comunidad, y estos son los influencers. Por eso es tan importante trabajar de manera conjunta con los innovadores. 

Pero claro, no es todo tan fácil, y estos personajes tienen una serie de requisitos. El fundamental es que quieren la verdad absoluta acerca del producto, sin trucos de ningún tipo. Hay que presentarles las cosas como son. Otro requisito, es que cuando tengan algún tipo de problema con el producto, quieren tener acceso directo con las personas que tengan los conocimientos necesarios para que le den las respuestas adecuadas. También quieren ser los primeros en probar el producto, y como segundos en la cadena de perfeccionamiento del producto (los primeros son los innovadores), se puede obtener un extraordinario feedback en el ciclo del diseño y en el proceso de construcción. Y también, quieren que los productos sean baratos, pues el precio forma parte del atractivo del mensaje, y tiene su lógica.

Como ven, para poder llegar a influencers de calidad y que nos sirvan para nuestro producto, debemos de tener cerca a los innovadores. Y también, hemos de tener en cuenta que los influencers no sólo participan en el proceso de extender un mensaje, sino que también forman parte del proceso de feedback y mejora del producto, y también es el mejor mecanismo para asegurarnos que estamos tratando con los influencers más apropiados para nuestro producto. 

En base a esto que acabo de contar, podemos observar lo mal hechas que están muchas estrategias de influencers en las que escogen a personas por tener muchos seguidores independientemente del sector al que pertenezca, la calidad de sus mensajes y el poder de influencia en su comunidad. En otro post hablé de la brillante estrategia de Reebok con influencers, y explican su proceso de elección, e incluso, cómo se equivocaron al inicio.

¿Se imaginan el éxito rotundo que podría tener el anuncio de Estrella Damm si lo confeccionaran conjuntamente con influencers de calidad? Esta marca cada año se aleja de su target con anuncios que cada vez gozan de menos credibilidad. Nos veríamos todos identificados,  y obtendría unos resultados óptimos de viralidad, engagement y reputación. 

martes, septiembre 09, 2014

Éxito en la comunicación online: tus fans son tus protagonistas.

En estos días de verano me he dedicado a descansar y a echar ojeadas a Twitter de vez en cuando para ver qué se cocía mientras para mi el tiempo iba a un maravilloso y lento ritmo. Pocas conclusiones saqué, pues en un mes no da tiempo a que el mundo de la comunicación dé un cambio radical, pero sí he estado observando de un tiempo hacia acá, que las estrategias de comunicación de marcas que quieren marcar la diferencia ya no se basan tanto en el factor emocional, sino en el factor ACTITUD. 

Es decir, las marcas están intentando mostrar que sus productos representan una actitud, y quieren llegar a su público objetivo a través de imágenes, copies, acciones, que conlleven esta actitud.

Como ejemplo, tenemos a Under Armour, y su lema "I will what I want". Toda su comunicación está basada en la superación de altos reto, y tienen como protagonistas de su campañas a deportistas de élite, bailarines, modelos... (sí, modelos, porque esta profesión es mucho más dura de lo que la mayoría se piensa).



Otra marca que me ha llamado la atención por su buen hacer en redes sociales y, por consiguiente, por su buena estrategia de comunicación online, es Black Milk. ¿Qué tiene de especial esta marca? Black Milk ha sabido usar perfectamente los canales de redes sociales para su venta online: sin hacer campañas de publicidad, sin pagar online adds, ni haber promocionado un post ni un "like".

Este es el tipo de marcas de las que a mi me gusta hablar, las que son puristas en su comunicación, las que se lo curran y saben cómo atraer a un buen público, de calidad, con esfuerzo y sin ir por la vía fácil.

¿Cómo empezó todo? Cuando vieron en Instagram cientos de selfies de usuarias vestidas con sus famosos panties. Mujeres reales vistiendo este tipo de prendas. Al ver esto, decidieron usar este valioso contenido y escuchar qué decían de sus prendas.

Cameron Parker, Head of sales and marketing de Black Milk, compara el engagement de sus clientes con una cebolla, asegurando que cada capa tiene su propia historia, y siendo conscientes de esto, han confeccionado un storytelling alrededor de cada prenda que coincide con lo que las Sharkies (fans de Black Milk) quieren escuchar.

De esta manera, las compradoras que dudaban en adquirir una prenda Black Milk se veían atraídas, ya no sólo por los comentarios y conversaciones de las Sharkies, sino también por las imágenes que colgaban y por los hashtags que utilizaban para indicar la talla que usaban.

Las clientes de Black Milk son mucho más que fans, son sus auténticas modelos.



Estos dos ejemplos de estrategias en redes sociales que llevan implícita una actitud y una historia son las que realmente tienen éxito en la comunicación online. Un mensaje actitudinal también es un mensaje emocional, pero es un mensaje real dicho por personas reales, y aprovechado de manera brillante por las marcas, que se han dado cuenta que son sus propios usuarios los que venderán su producto.

¿Conoces más marcas que desarrollen este tipo de estrategia?

lunes, julio 21, 2014

Pero, ¿para qué sirve monitorizar?



Hace unas semanas me llamaron desde El País para hacerme unas preguntas acerca de si las empresas en España monitorizan, o no lo hacen. 

Mi opinión fue tajante, muy pocas lo hacen, y si monitorizan, con los datos que obtienen no se ven tantos cambios en su estrategia de comunicación como debieran aparecer. Siempre he sido muy crítica con la estrategia de comunicación online de las empresas en nuestro país, pero eso no es nuevo. Y lo seguiré siendo hasta que no empiece a ver unos resultados diferentes en su dinámica, y se concentren en el usuario, en vez de en el producto. Obviamente, me refiero a una mayoría. Hay una minoría que lo hace muy bien, pero ya escribiré un post con estos casos de éxito desde mi punto de vista.

Pues ateniéndome al título de este post, ¿para qué sirve monitorizar? Digamos que esta pregunta es muy amplia, y que no se reponde con una sola frase.

Hay que distinguir tres conceptos en tres estadios temporales distintos:

1. Investigación de la reputación online.
2. Gestión de la reputación online.
3.  Monitorización de la reputación online.

Para empezar, quiero aclarar algo. Monitorizar no es controlar si hay quejas online y responder al cliente, pero vamos, bajo ningún concepto. Eso es un ejercicio de atención al cliente, y en su fase más primaria, pues la atención al cliente también requiere de una elaborada estrategia.

Bien, siguiendo con la triple definición, podríamos decir lo siguiente:

1. Investigar nuestra reputación online. Irnos 3, 6, 9 meses atrás y ver qué se dice de nuestra marca en redes sociales, foros, blogs, diaros digitales... Este ejercicio nos dará una valiosísima información:

- Quién habla de nuestra marca, competencia, sector. Detectamos target, que en social media se identifica por hábitos, no por compartimentos estancos divididos en sexo, edad, etc.
- En qué plataforma están presentes. Si vemos que un 60% de usuarios habla de nuestra marca, sector, competencia en redes sociales verticales, foros... ¿por qué centramos nuestras energías en las redes sociales generalistas? Entiendo que se quiera tener presencia en este tipo de redes, pero por favor, no abandonemos la información que extraemos de la monitorización porque es crucial. Si nos señala este tipo de plataformas, invirtamos muchas energías en ellas también, aunque sea sólo en modo escucha para obtener información para nuestros contenidos.
- Qué problemas plantean, y qué necesidades no cubiertas detectamos. No siempre obtenemos esta información porque la gran mayoría de las opiniones suele ser neutra, pero si nos esmeramos en la búsqueda obtendremos buena información, y es justamente este tipo de comentarios los que nos hacen priorizar objetivos de empresa que antes no contemplábamos.
- Confección de estrategia y acciones tácticas. Con todo lo anterior, confeccionamos la estrategia de comunicación de la empresa en redes sociales.

2. Gestión de la reputación online. Esta acción la debemos realizar en el momento actual, y entra dentro de la estrategia. Aquí entra todo lo relacionado con:
- Comunicación y relaciones públicas online 2.0. 
- Estrategia en redes sociales.
- Creación de Contenidos.
- SEO.

Esta fase es la también llamada ORM (Online Reputation Management). Como verán, no puede haber una buena gestión de la reputación si no se ha hecho la consiguiente extracción de reputación online a conciencia. Es imposible tener una buena presencia en redes si no se da ese primer paso tan importante. y en la fase de gestión de reputación, hay que hacer un gran trabajo de planificación, elaboración de contenidos, gestión de comunidad, escucha continua para ver si se adapta o no a público final.

3. Monitorización de la reputación online. En definitiva, esta es la fase en la que, con las herramientas de monitorización debemos estudiar día a día si nuestro trabajo de gestión de reputación online está siendo aceptado, o no, por nuestro target, y comprobar si realmente estamos obteniendo los objetivos marcados.

He de confesarles que con mi cerebro disléxico esta es la parte que más me cuesta y me es más tediosa, pues mi fuerte es la estrategia, pero ahí está el reto, ¿no?

La monitorización es un seguimiento digital que tiene por objetivo conocer el desarrollo diario de la reputación online de la marca. Ésta, como han apreciado en este orden que he expuesto, debe hacerse una vez hemos extraído la reputación online, y estamos inmersos en la fase de gestión de la reputación online, porque si monitorizamos sólo basados en lo que dicen actualmente de nuestras marcas sin haber hecho un ejercicio de investigación previo, estaremos tomando decisiones sobre hechos aislados, y no con una visión amplia de nuestra presencia en redes, y la de nuestros competidores.

Y ya puestos, me gustaría aclarar un par de cositas más:

Una estrategia SEO como gestión de la reputación online que tenga por objetivo relegar las opiniones negativas de los primeros resultados de buscadores bajo un limitado número de keywords:

- No gestiona la reputación online de marcas o personas.
- Ni evita que las opiniones negativas sean encontradas.
- Es una vía cortoplacista.

La forma ideal de gestionar la reputación online es la creación de contenidos relevantes para mejorar el posicionamiento y la creación de adecuadas acciones de comunicación y relaciones públicas online.

Una vez expuestas estas tres fases de extracción, gestión y monitorización de la reputación online, ¿siguen pensando que muchas marcas monitorizan, y si lo hacen monitorizan correctamente? Yo, por mi parte, tengo grandes dudas de que así sea.

¡Un beso a todos!

miércoles, julio 16, 2014

¿Llegará la innovación y el riesgo al gran consumo? cómo afecta en Social Media.




La semana pasada estuve en Madrid y estuve charlando con Cristina García, vocal de comunicación de Aerco-PSM, de muchas cosas, y entre ellas, de la innovación en Social Media.

Hablábamos, entre otras cosas, de los cambios de hábito de cosumo actuales, pues nos hemos convertido en una sociedad low cost, muy exigente y poco fiel a las marcas. En el ámbito del gran cosumo esto está siendo un verdadero problema, pues las marcas no saben cómo comportarse. Han trasladado las mismas estrategias offline al online, que se basa fundamentalmente en promociones, sorteos, consursos, y han creado a un enorme monstruo, el usuario promocionero. Esa especie de gitano online que sólo se interesa por el chollo y pasa olímpicamente de la marca. 

Esta tendencia ha maleducado al usuario y lo ha acostumbrado a obtener mucho a cambio de poco, y así, con este tipo de estrategias, las empresas dan vueltas sobre su propio eje sobre un producto que lleva siendo el mismo desde hace 5-10 años, y engordando sus comunidades online a base de acciones que de nada sirven, ni traen beneficios, ni se enfocan en su target, pero como tenemos 40.000 mil fans, ya saltan de alegría. 

En cambio, el mundo del videojuego, en el que trabaja Cris, es todo lo contrario. El usuario espera ansioso a la siguiente entrega del videojuego, interactúan muchísimo con la marca, hablan entre ellos, están esperando ansiosos un año entero para saber qué pasará en las siguientes entrega, y todo porque, entre otras cosas, esta industria no para de innovar. 

Lo mismo sucede con las series, los fans están locos porque empiece de nuevo la temporada de Juego de Tronos, o lloran el final de las temporadas. 

La innovación es el factor que realmente ayudará a una marca, no sólo a sobrevivir, sino también, a confeccionar una fuerte y sana comunidad que le ayudará, a su vez, a perfeccionar aún más el producto por las valiosas conversaciones que se desarrollan alredor de los productos, pero claro, hay que ser tan arriesgado como lo son los guionistas de los videojuegos, o los de las series de televisión.

¿Será capaz el gran consumo de arriesgarse en la innovación de sus productos y servicios y, por consiguinte, en la estartegia de comunicación de los mismos? Como muchos saben, la innovación no tiene que ver con que tengas un gran de partamento de I&D, sino que tengas un equipo capaz de arriesgar y construir cosas nuevas y distintas que mejoren la vida de los demás. 

lunes, julio 07, 2014

IKEA crea su nuevo catálogo en Instagram. Ejemplo de ingenio y profesionalidad.



Hace cosa de una semana veía en redes el nuevo catálogo de Ikea en Instagram, y me llamó mucho la atención la estrategia que han ideado, y es que, aunque sea la red social de moda, cuesta ver buenas estrategias (aunque ya tengo fichadas unas cuantas que iré contando más adelante).

Me ha encantado cómo han mezclado diferentes imágenes y etiquetado de otras cuentas, de manera que, sin salir del usuario te permite dar un viaje a través de sus diferentes productos.

Además, han aglutinado en el mismo perfil la información en diferentes idiomas, con lo que han matado dos pájaros de un tito. Esta es la cuenta que han abierto para esta acción: @IKEA_ps_2014

Invierte algo de tiempo desde tu móvil en esta cuenta porque vale la pena estudiarla. ¡Que la disfrutes!






domingo, julio 06, 2014

Influencers, ¿cómo confeccionar una buena estrategia en Social Media?. El caso Reebok.



Hace algo de tiempo que está de moda trabajar con influencers para dar a conocer productos y/o servicios en la red y poder captar a más clientes pero, ¿todo el mundo es influencer?, ¿por el hecho de tener muchos seguidores tus opiniones influyen? Ni mucho menos.

He trabajado muchas veces con influencers en redes sociales, y captarlos y confeccionar una estrategia de marca alrededor de los mismos es difícil, de hecho yo diría que muy difícil, y tienes que tener una serie de puntos muy claros y muy bien definidos.

También he participado como influencer en alguna campaña y la verdad es que hay muy pocas marcas que trabajen bien el trato personalizado, el cuidado al usuario y la presentación de los productos.

Una de las cosas que más me gustan es buscar comuniades en internet y buenas estrategias en Social Media para poder aprender todo lo posible de los casos de éxito de los demás, y máxime, si están confeccionados por grandes marcas. Es el caso de Reebok y su estrategia con Influencers para cambiar la percepción de su modelo básico, que se veía completamente pasado de moda.

Esta fue su presentación de Ben Cobb, Global Content Manager de Reebok:




Las premisas y lecciones que se extraen de este caso, para extrapolarlas a una estrategia de marca con influencers, se pueden resumir en estos tres puntos:
1. Tener muy claro qué y a quién quieres influir.
2. Encontrar a los partners correctos.
3. Activarlos en la dirección correcta.

1. Tener muy claro qué y a quién quieres influir. Parece fácil, pero aquí es donde hay que elegir a las personas correctas. Esta afirmación parece obvia, pero en muchas ocasiones se eligen a influencers sólo por el número de seguidores, y se ignora la materia por la cual es influencer.

En un princpio, Reebok eligió a un rapero, Ace Hood, pero su ámbito de influencia es la música, no la moda, o el lifestyle, así que no sirvió. Por lo tanto, tornaron su vista a jóvenes cuya conversación fuese, en su gran mayoría sobre moda, y que tuvieran un ratio de influencia interesante, pero sobretodo, que cuidaran su conversación, por lo que el focus estaba en el contenido.

2. Encontrar a los partners correctos. Aquí es donde tiene que ser más auténtico y menos promocional. Yo, la verdad es que encuentro que este tipo de estrategias son más difíciles en España porque la mayoría de las estrategias de marca son promocioneras, y hay un alto índice de usuario promocinero, o usuario basura, muy grande, de ahí que la búsqueda de verdaderos partners para este tipo de estrategias sea más complicado.

En este punto voy a conectar con una lección que aprendí (en realidad fueron muchas) en un capítulo del libro "The presentation Secrets of Steve Jobs: How to be insanely great in front of any audience" y fue que no podemos vender ningún tipo de producto o servicio si no nos respondemos a la pregunta: A mi público objetivo: ¿Por qué le debe importar mi producto o servicio? y, desde luego, esta pregunta no se responde aduciendo a la calidad del servicio de atención al cliente, ni porque son puntuales, o "por que somos los más cool", como me han llegado a decir. Esta respuesta debe ir dirigida hacia la solución a la vida de nuestro público objetivo, ¿qué solucionamos?, ¿por qué hacemos la vida más fácil?. Aquí conecto con otro libro muy interesante y en el que aprendí, precisamente, a extraer este tipo de respuestas partiendo de un concepto. Nada fácil, les advierto.

Volviendo a la elección de los partners adecuados que emitiesen mensajes auténticos en su comunicación, y que no fuesen promocioneros. Detectaron a dos grandes influencers: Swezz Beatz. En esta entrevista explica cómo decidió ser influecer de esta marca, y cómo quería ser parte de la misma y convertirla en una marca relacionada con el lifestyle partiendo de la autenticidad, y asumiendo el riesgo de que el modelo que iba a defender ya no era considerado un modelo cool. Este, precisamente, es el punto de conexión entre un influencer y la marca: el compromiso. Lo mismo sucedió con T-Raww.

3. Activar a los influencers en la dirección correcta. Este punto se podría resumir en: planning.
Reebok quería que los influencers fueran parte de la marca, y por eso los hizo partícipes de todo el proceso permitiéndoles ver cómo estaba hecho el producto, con qué materiales y por qué.

También les preparó un cuidadoso calendario en el que tenían que tuitear mensajes relacionados con la campaña con los hastags correctos, en las fechas y horas correctas, para que no hubiese lugar a la confusión, pero siempre dejando que los influencers fueran ellos mismos a la hora de comunicar, porque sino se pierde algo tan importante como es la espontaneidad.

Y, obviamente, la analítica en forma de informes mensuales del alcance de esta campaña fijándose, ya no tanto en las veces en las que el influencer mencionaba la marca, sino fijando la atención en los fans de la marca y su potencial alcance, dejando en segundo orden de importancia el sentiment y otras métricas.

Yo aquí discrepo, pues el alcance es importante, pero la conversión lo es también, al igual que la reputación que la marca está generando a raíz de esta campaña, con los consiguientes protocolos de comunicación, gestión y crisis muy presentes. Esto es crucial para saber si hay que aplicar un plan B, o C, o seguir con el A.

Pues este ha sido el resumen del desarrollo de la estrategia de Reebok con influencers para relanzar su modelo clásico, ¿te ha servido este ejemplo de estrategia con influencers?, ¿la encuentras interesante, o ves que cojea por algún lado?, ¿sabes de estrategias con influencers realmente interesantes? Estaré encantada de escucharles.