miércoles, noviembre 11, 2009

Libros anti-crisis y demás filosofías


¿Creen que es fácil escribir un libro acerca de cómo salir de la crisis y que cale hondo en una época como la nuestra? Pues sí. ¿Y cómo? Si eres un hábil observador, si tu cabeza es un hervidero de ideas y se te da bien escribir puedes empaparte una serie de libros clásicos pertenecientes a varias filosofías milenarias y, como resultado, obtienes un manual completo de cómo afrontar y salir de la crisis airosamente. Y no es que lo crea yo, es que las librerías están repletas de libros que contienen fórmulas brillantes para afrontar todo tipo de situaciones.

Hagamos una prueba aquí y ahora. Voy a ponerme en la piel del predicador y voy a pronunciar un discurso que te hará cambiar la vida:

Buscar las causas interiores de la desarmonía,
es mucho más importante que buscar
las causas exteriores.
Es el interior que gobierna el exterior.

Madre Teresa de Calcuta

"El mundo entero se halla en una situación de dificultades que no podrán ser allanadas en un futuro muy próximo. La raza humana se encuentra inmersa en un mar de dudas y de crisis de todo tipo: de valores, financiera, familiar... y la gran mayoría no sabe cómo reaccionar ni qué dirección tomar, pues nunca pensaron verse en una situación similar.

En estos momentos es cuando debemos ser más fuertes, pues el hombre inferior se refugia en su debilidad echándole la culpa de sus males a los demás incriminando al destino. En cambio, el hombre superior busca los errores en sí mismo y la obstrucción interior se le torna le motivo de enriquecimiento y formación interior.

Querido amigo, el tallo de hierba al brotar encuentra obstáculos, que no es sino la tierra misma. ¡¡No desistas en tu lucha!! pues todas las épocas de evolución presentan dificultades, son como un primer alumbramiento, pero estas dificultades son la plétora de todo aquello que está en formación.

Todo se halla en movimiento, y a pesar del peligro existente, las perspectivas son favorables siempre que te mantengas perseverante. Cuando el destino lleva al hombre a emprender algo nuevo, al principio todo le será caótico, oscuro. Por eso, es recomendable no iniciar acciones prematuras que puedan ocasionar un desastre ni estar solo: para poder dominar el caos necesitas ayuda, pero sin dejar de actuar y con entusiasmo porque es lo que hace posible el encuentro de colaboradores en la realización de tu empresa asegurando el triunfo.

Amigo y compañero, la vida es sufrimiento. Eso lo sabemos todos, pero también hay que aprender de él y adoptar una actitud positiva para así dejar huella en todo lo que hacemos y esto no se consigue de otra manera que aprendiendo a adaptarnos a todas las situaciones manteniendo los principios firmes y no caer en la indecisión cuando se trate de opiniones sin importancia.

Pero con un corazón libre de prejuicios, abierto a la verdad se accede a la verdad interior y se goza de las influencias que ésta ejerce y experimentarás un verdadero aumento al crear en tu interior las condiciones para ello: la receptividad y el amor al bien. Además, cuando uno quiere algo con mucha fuerza el universo se pone de acuerdo para que lo consigas, y llegará a ti lo anhelado, por la fuerza de una ley natural.

Te mereces lo mejor de la vida. Ve a por ello, ¡te está esperando!"

Todo lo anterior lo he recogido del I Ching, que es un antiquísimo tratado de sabiduría chino anterior a Confucio, el cual yo llevo estudiando muchos años porque realmente me apasiona y me ayuda a vivir, pero soy muy consciente de que las cosas en la vida cuestan mucho trabajo, que no hay nada inmediato, ni existen los milagros y que para reforzar tu espíritu hasta convertirte en un ser fuerte emocionalmente tienen que pasar muchos años de meditación y de reflexión introspectiva.

Es por este motivo que me molestan tanto estos libros que prometen la salvación a una situación tan terrible como la actual cuando la realidad es muy distinta y, sobretodo, cuesta mucho tiempo y no lo que se tarda en leer un libro de 200 páginas con letra muy grande y con doble separación entre los renglones.

It is not safe. But this time i don't like it.