jueves, enero 14, 2010

la curiosidad

Muchos de los motivos por los cuales muchas personas no prosperan es porque tienen mermada su curiosidad. No les interesa nada más que seguir como están. No leen, no preguntan, no cuestionan. En definitiva, no cuestionan el ¿Por qué? de nada.

Ser curioso es sano, muy sano. Y sin embargo, la curiosidad ha sido castigada y perseguida siempre. Los curiosos no gustan, los que se interesan por todo y todo lo preguntan, caen mal.

la curiosidad es la que te empuja a querer saber más, es la que te da las ganas de colocarte delante del ordenador todos los días y buscar enlaces, noticias, textos en los que aprender cosas de todo tipo. Es la que te hace relacionarte con muchas personas queriendo saber de sus disciplinas. Es la que te lleva a viajar para conocer otras culturas, la que te hace intrépido y audaz a la hora de buscarte la vida. Es la que te empuja a preguntar y cuestionar el por qué de muchas cuestiones de la vida. Es la que te lleva a investigar para conocer los caminos de la verdad. Para conocer a personas, por querer saber cómo es una persona.

En definitiva, la persona curiosa se abre camino por la vida porque la cuestiona. Le hace frente y le pregunta....Pero, ¡¿porqué?! y encuentra la respuesta.

Si no eres curioso, es que has perdido parte de la ilusión de vivir, porque para vivir la vida intensamente es absolutamente necesario querer saber todo lo posible acerca de ella.

Y, ¿por qué? Porque a la vida le gusta que la cuestionen.

4 comentarios:

Iñigo de Luis dijo...

Yo no paro de preguntarme qué puedo hacer mañana. Es sano, pero espero que pare algún día porque si no, mis dioptrías no van a parar de crecer de tanto leer y leer...jeje!!!

Sofi in the city dijo...

Qué bueno Íñigo!! a mi me gusta leer muchísimo también, y preguntar y meterme en sitios que no conozco...que no se nos vaya nunca estas ganas de vivir.

Manu

Infiltrada dijo...

Es verdad que los curiosos caen mal, cuando alguien te pregunta demasiado a veces te mosquea, como si fuera raro... Ya, ya sé que es demostrar interés pero quizá nos hemos desacostumbrado. Enhorabuena por el blog, lo acabo de descubrir y estoy enganchada.

Sofi in the city dijo...

Hola infiltrada, no nos podemos desacostumbrar a ser conformistas porque entonces eso significa que te has salvado, y que no vas a luchar más.

Gracias por tu comentario y por leer mi blog.

Besitos,

Manu