domingo, marzo 10, 2013

Necesito un estímulo, necesito otro gran reto



Algunos ya lo saben. Otros muchos, obviamente no, pero estoy pasando por ese período tan peligroso que denomino de “pereza mental”. Sí, es ese tipo de período que uno no sabe para dónde tirar, a pesar de tener retos importantes en tu vida.

Sé que esto me pasa porque ya no estoy nadando como los perritos, a toda prisa para no ahogarme, y que no tengo “ese gran reto” que conseguir, ese gran reto que me llenaba de inspiración, y de una fuerza casi sobre humana que me convertía en imparable. Sí, necesito un gran reto, y creo que todas las personas que no son conformistas necesitamos grandes retos de manera constante para encontrarle sentido a la vida.

Cuando me hallo en estos momentos siempre recurro a mi interior y a la lectura, porque estoy ansiosa por encontrar una respuesta, una dirección hacia la cual dirigirme, un objetivo que conseguir, un aliciente que haga que me levante por las mañanas sin pensármelo dos veces.

¿Y qué he descubierto esta vez? Que a veces no siempre consiste en encontrar ese gran desafío, sino que en muchas ocasiones el reto mismo está en estimular a los demás, porque cuando lo hacemos, nos estimulamos a nosotros mismos también. Esto tiene que ver más con la docencia, una de mis grandes pasiones, que con el estímulo, pero transmitir conocimiento supone adentrarse en el maravilloso mundo de los descubrimientos y de la exploración. Y es que, el 90% de la educación es estímulo.

A pesar de ello, sigo en busca de ese gran reto, va implícito en mi condición…

8 comentarios:

Anónimo dijo...

Normalmente,las personas que consiguen grandes cosas y logros,sean humanos o profesionales,se enfrentan a grandes retos.Por eso,es excelente que busques esos retos.Y te animo a ello.
Francisco.

Sofi in the city dijo...

Muchas gracias, Francisco, la verdad es que la intensidad es un ingrediente que no puede faltar en mi vida. Sin retos, no soy nadie.

Un abrazo,

Manuela

Juanjocesc dijo...

Gran entrada si señorita.

Seguro que lo encuentras. Y si no, tienes toda la razón con lo de mostrar caminos a los otros, eso sí que es un gran reto, que aporta la mayor de las satisfacciones. Yo cuando suspendieron mis oposiciones también busqué un reto, y fíjate que lo encontré. Se trataba de escribir 1 entrada en 1 blog cada día durante 365 días. Fue hace casi un año, me quedan unos 12 días... Ahora tengo que buscar otro!

Te invito a visitarlo por si te inspira.

Saludos desde el Mercado de la Incertidumbre

Sofi in the city dijo...

¡Ese sí que es un gran reto! Nadie sabe lo difícil que es escribir algo todos los días hasta que empieza a hacerlo... ¡Enhorabuena!

Ya contarás cuál será el próximo.

Un abrazo,

Manuela

impressionsbloc dijo...

Como docente, comparto tus palabras de que cuando enseñas aprendes y creas nuevos estímulos al otro y a ti misma. Con tus palabras se ve que no te conformas con estar "plof" y que tu cerebro ya está pensando en nuevos retos. Seguro que los encuentras!
Y totalmente de acuerdo en que es un reto publicar cada dia un post en un bloc. Lo hago desde hace poco y es toda una aventura :-)

Patricia dijo...

Gracias, yo también necesito motivación para vivir mi vida con plenitud.

Guillermo Pérez Alonso dijo...

No sé si eres corredora, ojalá no lo seas para comenzar el reto de verte finalizar una carrera. La distancia la pones tú. ¡Ánimo Manuela! Un beso.

Sofi in the city dijo...

Muchas gracias, Guillermo! Soy corredora aficionada y cuando tengo tiempo libre, pero por las calles de mi barrio y con el objetivo de quitarme el estrés de encima.

Me he planteado participar en alguna carrera, a ver si me apunto y asumo ese reto ;-)

Un abrazo,

Manuela