jueves, enero 06, 2011

A mis ángeles, a los que no me dejaron caer.

Este fin de año me ha emocionado por muchas cosas. Quienes componen mi círculo de amigos, familia y colaboradores más cercanos con los que comparto confianza y afecto, saben que acabo de pasar por una experiencia muy desagradable. Quise compartirla con ellos porque estaba tremendamente necesitada de afecto y respaldo. Creía que me venía abajo, esta vez de verdad.

Pero no me dejaron. De repente, empecé a recibir mensajes de ánimos verdaderos, confesiones provenientes directamente de su corazón, oleadas de cariño y una firme promesa común de ayuda. Ya sólo con eso bastaba para coger fuerzas. Estos son los ángeles de los que hablé en mi ponencia de la Universidad de Alicante. Esos que cuando estás a punto de ahogarte en un momento de fuertes vicisitudes te cogen por el brazo y te suben hasta la superficie.

No te pares nunca. Esa es el gran aprendizaje que he obtenido. No te pares. Y... ¿se acuerdan del vídeo de la película "En busca de la felicidad" que colgué en un post justo antes de venirme a Barcelona hace 1 año con dinero ahorrado y a buscarme la vida? Pues aquí está de nuevo para recordarme y recordarles que el hombre es ilimitado. Somos ilimitados, conseguiremos aquello que nos propongamos, sólo hacen falta GANAS, PERSEVERANCIA Y MUCHA PASIÓN.

A mis ángeles: Desde lo más profundo de mi corazón: Los quiero.





13 comentarios:

Susana Rúbies dijo...

Emocionante post i emocionante la película... Es de esas que te tocan verdaderamente el corazón.
Muchos ánimos en los momentos malos (yo también he pasado por alguno que otro...) y ya ves, al final las cosas salen adelante... con ganas e ilusión.
Un abrazo y gracias por tus posts.
Susana.

Sofi in the city dijo...

Muchas gracias Susana. También he pasado por varios, no es el primero. Pero así es la vida, sino fuera por estos momentos no valoraría mi suerte, que son toda mi gente.

Hay tres cosas que gobiernan mi vida y son, la solidaridad por el dolor ajeno, el amor y la pasión por mi profesión. Y esto es lo que hace que me rodee de la mejor gente y que, aunque parezca que me vaya a hundir, siempre salga a flote.

Besos y gracias por tu comentario.

Manu

David Soler dijo...

Lo importante, creo, es no pararse.

Sofi in the city dijo...

Así es, amigo... Never stop. ‎"I made this choice and felt victorious (though frozen) because of a lesson I've learned: always keep moving. When given a choice between forward motion and remaining in the same place -- choose forward motion."

Pau A. Monserrat dijo...

Como me he quedado sin palabras de la emoción, recurro a un dicho popular: "es de bien nacido ser agradecido"
Me alegro de que te rodees de ángeles!

Sofi in the city dijo...

Gracias Pau, la verdad es que sí, que estoy rodeada de ángeles...

Besos,

Manu

Anónimo dijo...

Hola Manu,

Tuve la inmensa suerte de estar como público en tu ponencia en la Universidad de Alicante. Fue impactante y emocionante oír cada una de tus palabras. Verte explicar los duros momentos por los que habías pasado. Salí de allí pensando que nada podía ponerme frenos, que siempre debía mirar hacia delante. Pero muchas veces necesitamos un toque que nos recuerde que no todo está perdido, que sólo hay que tener amor por lo que se hace, y ese amor hace la fuerza para conseguirlo. Es increíble encontrar gente como tú por el camino, porque aunque no nos conozcamos, cuando me vengo abajo siempre pienso en todo lo que dijiste, lo que nos contaste.

Ahora, te vuelvo a encontrar por casualidad, justo cuando estaba a punto de caer. Y te doy las gracias.

Un abrazo fuerte,
Rocío

Sofi in the city dijo...

Querida Rocío,

Tu testimonio me ha dejado sin palabras. Ha sido más que emocionante leerte y te doy las gracias desde lo más profundo de mi corazón porque esta vez he sido yo la que te he encontrado, y esta vez has sido tú la que me ha dicho, "¡Ánimo, no pares!".

Mil gracias y si vienes por Barcelona, por favor, házmelo saber.

Un fuerte abrazo,

Manu

Anónimo dijo...

Hola de nuevo Manu,

Qué alegría me ha dado ver tu contestación. Muchas gracias. Te seguí la pista por Twitter desde que salí de aquella conferencia porque, como te he dicho antes, encontrarte en el camino fue emocionante. Un soplo de aire fresco. No nos conocemos pero siento una gran admiración por ti. Es tan sencillo como que eres de esas personas que llegan, sin más, a lo más hondo. Que guarda, tras la dulzura y sencillez, un baúl lleno de inteligencia y vivencias.

Como te he dicho antes, escucharte [o leerte desde ahora :)] es como recibir un soplo de aire fresco que se lleva todas las cosas malas. Ahora mismo me siento estancada, algo ahogada quizá. A punto de finalizar mi licenciatura de Publicidad y RRPP pero con una fatiga incontrolable y mucho miedo.

Te sigo desde hace tiempo por Twitter, pero al encontrarte por aquí, sentí que era el mejor medio para expresarte lo que puse en el anterior comentario. Este lugar lo siento más íntimo.

Te doy de nuevo las gracias, gracias infinitas. Seguiré leyéndote, no te pierdo la pista.

Un abrazo fuerte y mil gracias,
Rocío.

rodrigo dijo...

Hace tiempo sigo tu blog, ahora lo hago en twitter y me nace decirte que desde pequeño he tenido un sentimiento que si lo verbalizo es como que "cuando me quieren poner el pie encima, me nace una rebeldía tan grande que no lo logran". Pues bien, el 2010 fué para mí un año de CRISIS en todos los ámbitos, pensé que no saldría a flote y hoy miro hacia atrás y veo que a pesar de todo lo malo... salí fortalecido!!!
El video de esa película (que espero pronto ver) me inspiró a escribir y también agradezco la fuerza que imprimes en tus palabras. Abrazos!!!

Sofi in the city dijo...

Muchas gracias, Rodrigo. Un placer leer tus palabras!

Un abrazo,

Manuela

Sofi in the city dijo...

Muchas gracias, Rodrigo. Un placer leer tus palabras!

Un abrazo,

Manuela

Sofi in the city dijo...

Muchas gracias, Rodrigo. Un placer leer tus palabras!

Un abrazo,

Manuela