domingo, enero 08, 2012

KafKa, la paciencia y mi impaciencia.


Esta no es la primera vez que hablo en mi blog de la paciencia, ni de Kafka. Pero es que siempre me gustó leer citas de Franz Kafka referidas a la impaciencia, porque me recuerdan que el 90% de los errores que he cometido se deben a la falta de paciencia, y que mis logros se han debido, entre otras cosas, a que he sabido esperar.

Kafka encuentra el origen de todos los errores humanos a la impaciencia, y lo considera la causa de la expulsión del paraíso de Adán y Eva, el pecado capital por antonomasia. Su reflexión se basa, pues, en el relato del Génesis, y puede verse como un comentario del pasaje referido al momento en que Adán y Eva fueron expulsados.

Lo curioso es que me reconforta y me da aliento, porque de nuevo vuelvo a intentar tener paciencia en los proyectos más importantes de mi vida. Y, sabiendo que no es tarea fácil saber esperar, (pues el paciente es el que espera, pero no sufre mientras lo hace), vuelvo de nuevo a las andadas.

Ya se sabe que el camino hacia el éxito está sembrado de fracasos.

Antes de irme, he aquí algunas de las citas a las que me refiero en este post:

"El camino verdadero pasa por una cuerda, que no está extendida en lo alto, sino sobre el suelo. Parece preparada más para hacer tropezar que para que siga su rumbo."

"Todos los errores humanos son fruto de la impaciencia, de la interrupción prematura de un proceso ordenado, obstáculo artificial levantado alrededor de una realidad artificial."

"Dos pecados capitales existen en el hombre, de los cuales se engendran todos los demás: impaciencia e indolencia. Fue a causa de la impaciencia que han expulsado a Adán y Eva del paraíso, al que no pueden volver por culpa de la indolencia. Aunque quizás no existe más que un solo pecado capital: la impaciencia. La impaciencia hizo que los expulsaran. Es con motivo de la impaciencia, que ya no regresarán".




1 comentario:

Manuel Granada dijo...

Lo peor de la impaciencia es aparece como un ente dentro de nosotros mismos y que nos domina en base a un movimiento pendular (lo que hoy nos atosiga, mañana no y pasado puede volver a aparecer).
Ser paciente y resilente es una virtud que he de adquirir con inmediatez!!!!